¿Qué diferencias hay entre internacionalizar y exportar?

¿Qué diferencias hay entre internacionalizar y exportar?

Habitualmente se habla de la exportación de un producto por parte de una entidad y de internacionalización de empresas como si fuesen procesos sinónimos. Aunque a grandes rasgos se podrían considerar como tal,  hay algunas diferencias entre internacionalizar y exportar. Las recogemos en este post.

¿Alguna vez te has planteado dar el salto a la internacionalización de tu empresa? ¿Has pensado en exportar tus productos a otras regiones del mundo? A pesar de que habitualmente hablamos indistintamente de estos dos procesos, lo cierto que es que existen varias diferencias entre internacionalizar y exportar.

Si nos referimos a este último concepto, exportar es vender a clientes de otros países, bien de forma puntual por alguna razón concreta, o bien durante un periodo de tiempo amplio. La inversión que requiere vender en países extranjeros no es tan alta como la que requiere la internacionalización pero, como consecuencia, el impacto que logrará tu empresa en un mercado en el que simplemente exporta es mucho menor.

Internacionalizar una empresa, por su parte, es un procedimiento mucho más complejo porque no se trata solo de vender fuera del país de origen, sino que consiste en implantar tu negocio y tu marca en otros países, adaptarte a su mercado y posicionarte en él. Esto conlleva una inversión mucho mayor que se traducirá en una mejora de la reputación de la marca y con ello las ventas.

Por tanto, si estás comenzando en el mundo de la expansión de la empresa a otro país, debes tener en cuenta que el primer paso a dar será más sencillo si exportas que si internacionalizas. De esta manera podrás conocer, sin demasiados riesgos, los mercados en los que quieres moverte a través de, por ejemplo, ferias internacionales, agentes comerciales y otros intermediarios.

Tras haber analizado el nuevo mercado y haber establecido si es el más adecuado para alcanzar los objetivos definidos ya podrás plantear la posibilidad de dar el salto definitivo a la internacionalización. Para ello tendrás que disponer, por lo menos, de un Plan Estratégico, un Plan Comercial y un Plan de Marketing que permita valorar las metas en el corto, medio y largo plazo.

Ahora que ya sabes las diferencias entre internacionalizar y exportar seguro que ha cambiado algo tu percepción sobre los negocios internacionales. ¿Quieres saber más? Quizás te interese el Master in International Business de Next IBS.

Francia, principal socio comercial de las empresas españolas para exportar

Francia, principal socio comercial de las empresas españolas

En el mundo globalizado y competitivo en el que vivimos, las empresas son conscientes de que la internacionalización es una oportunidad de crecimiento. En este contexto, Francia ha relevado a Reino Unido como principal socio para las empresas españolas.

Pymes y microempresas saben que su supervivencia depende, en muchos de los casos, de la expansión de su negocio, y ahí es donde entra en juego la internacionalización y la exportación. Pero, ¿en qué mercado se mueven o tienen más oportunidades de crecimiento las empresas españolas a la hora de exportar?

El Índice CaixaBank para la Internacionalización Empresarial, que analiza puntos claves en un país, como la accesibilidad, la facilidad para operar en él, su atractivo comercial, el entorno financiero y la estabilidad, señala que Francia se ha convertido en el principal socio comercial de las empresas españolas.

Lo es después de superar al Reino Unido, que había encabezado el ranking los dos años anteriores. Uno de los principales factores que ha llevado a este sorpasso es la falta de estabilidad que provoca el Brexit, aunque el retroceso es modesto y el país anglosajón sigue siendo uno de los destinos más importantes para las exportaciones españolas.

[Quizás te interese: Master in International Business]

El objetivo del índice que aporta este dato es ayudar a las empresas que quieren internacionalizar su negocio, ya sea través de la venta de productos, la búsqueda de proveedores o de cualquier proceso de inversión. Así, analiza a 67 países, tanto avanzados como emergentes, y permite elaborar una clasificación que refleja su atractivo para las empresas españolas.

En general, los países de Europa Occidental son los que vuelven a presentar las condiciones más favorables para la internacionalización de las empresas españolas, especialmente los más cercanos a España por contar con un marco administrativo y legal muy desarrollado, una fuerza laboral bien preparada, un poder adquisitivo significativo y un entorno financiero, institucional e innovador sólido.

Europa del Este y Asia Central y Occidental se sitúan, tras Europa Occidental, como las regiones donde es más fácil la internacionalización de las empresas españolas. El continente americano les sigue muy de cerca. Por países, Francia, Reino Unido y Estados Unidos ocupan las tres primeras posiciones, por delante de Países Bajos, Alemania y Portugal.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

¡Completa el formulario y accede al Curso!

  • Online
  • Gratuito

He leído y acepto la política de privacidad