¿Cuáles son las claves de la internacionalización de las pymes?

Claves de la internacionalización de las pymes

La exportación de los productos que comercializa una empresa fuera de sus fronteras es una de las opciones que contemplan cada vez más entidades aprovechando las oportunidades que da la digitalización. Repasamos en este post algunas claves de la internacionalización de las pymes.

En el mundo globalizado en el que vivimos, las grandes empresas están acostumbradas a moverse con solvencia en mercados muy variados. Sin embargo, las pymes lo tienen algo más complicado para internacionalizarse, aunque no por ello deben desaprovechar una oportunidad de crecimiento como esta. internacionalización de las pymes

La herramienta que necesitan para que este paso al mercado global sea un éxito es la digitalización. Gracias al crecimiento de los canales electrónicos y las plataformas de ecommerce las pymes tienen una oportunidad de oro para darse a conocer en el extranjero.

El Club de Exportadores e Inversores ha desvelado algunas de las claves que deben seguir las pymes al momento de dar el salto a la internacionalización:

1. El mercado es la plataforma: antes de definir en qué mercado empezar a operar es importante conocer las posibilidades que nos da la plataforma que vayamos a utilizar. Para ello, hay que conocer al usuario, los dispositivos de los que disponemos, el acceso a Internet. La tradicional clasificación arancelaria de los productos es sustituida por las categorías en las que la plataforma organiza su oferta.

2. El canal de distribución es la propia plataforma porque es el que facilita la relación e interacción con los clientes finales.

3. La propuesta de valor incluye aspectos tangibles e intangibles. Más allá de la calidad y diseño del producto, también cobran importancia aspectos como la experiencia de compra. Si esta es buena, el comprador se animará a hacer una recomendación, lo que conlleva más compras.

4. La distribución del valor añadido y del margen se reparte de manera diferente que en el modelo de exportación tradicional. Esta es mucho más dinámica y flexible y los movimientos de precio en la oferta repercuten de forma muy rápida en las ventas.

5. El consumidor que compra a través de Internet es muy exigente en cuanto al precio y al tiempo de entrega. Este usuario siempre compara precios y también tiene en consideración las reseñas y valoraciones de otros clientes. Frente a estos elementos, el origen del producto pierde relevancia.

[Quizás te interese: Master in International Business]

En definitiva, la plataforma digital trae una nueva forma de entender la relación entre proveedores y clientes, además de una oportunidad de internacionalización para las pymes.

¡Completa el formulario y accede al Curso!

He leído y acepto la política de privacidad