Marketing sensorial, el poder de la Navidad

Marketing-sensorial-campañas-navidad

El marketing sensorial es una estrategia clave que las marcas deben desarrollar durante la campaña navideña. Empieza diciembre y con ello el mes de la ilusión, emociones, luces, regalos, sorpresas… Las calles, las tiendas y el ambiente huelen a Navidad y a consumismo. En este sentido, el último mes del año es el de los sentidos y para aprovecharse de este momento tan favorable para las ventas las marcas tienen que atraer al cliente y convertir la compra en un momento placentero.

La Navidad, más allá de su impacto por la tradición, tiene un arraigo entre la gente por su capacidad para transformarla emocionalmente, lo que puede dar pie a cambios en las tendencias de consumo. De tal forma que las estrategias de marketing que utilizan las marcas para aumentar ventas en esta época estival son todo un éxito.

Las claves para una buena estrategia de marketing sensorial esta Navidad

Iluminación navideña

Las luces de Navidad se posicionan como un importante factor para fomentar el comercio durante la campaña navideña. Teniendo en cuenta el ahorro energético, el respeto al medio ambiente y la innovación, la iluminación de las calles y los interiores de las tiendas se posicionan en un alto puesto en la lista de acciones de marketing en Navidad. Una técnica comercial para atraer no solo al consumidor, sino también al turista. Como cualquier herramienta de marketing, en la iluminación navideña se diseñan los productos más novedosos que vayan en línea con las últimas tecnologías.

Por otro lado, todo estímulo que afecte a los sentidos es importante gracias al marketing sensorial. La intensidad y el color de la luz generan cambios en las personas. Caminar por una calle a oscuras en unas fechas donde el consumo aumenta no resulta agradable para el posible cliente. Pero no solo eso, también los olores y las experiencias sonoras como la música de los villancicos.

Decoración navideña 

Está más que demostrado que en Navidad los consumidores están mucho más dispuestos a gastar. El decorado no puede faltar en tu negocio si lo que quieres es incrementar ventas en esta época. Entrar a un establecimiento y no ver ni una señal navideña afecta negativamente al consumidor y la compra por impulso se complica.

Incluso tu negocio debe oler a navidad. El aroma es una de las esencia navideñas que puede ayudar a traer recuerdos y transmitir sentimientos. En este sentido, mezclar el ambiente visual con el olfativo puede ser de gran impacto.

(¿Te interesa la Comunicación y el Marketing Digital? Descubre nuestro innovador Máster)

Los colores

La publicidad y la Navidad están completamente unidas. En este contexto, el consumidor recibe estos meses hasta 3 mil impactos publicitarios al día. Los colores reciben una asociación y provocan distintas emociones. Según la revista Palermo Business Review, los pigmentos y su connotación influyen en las emociones y el nivel de remembranza. Los tonos asociados con la navidad son el azul, rojo, verde y los colores metálicos (plata y oro).

Por un lado, el rojo produce una alta estimulación visual, aumenta la presión sanguínea y estimula el apetito. El verde genera frescura; y el azul confianza y serenidad. Mientras que los metales son asociados con felicidad, fortuna, éxito y abundancia.

Por otro lado, los colores y elementos que conforman la Navidad están presentes en todo momento, desde las plazas comerciales hasta los mensajes publicitaros. Esto crea un ambiente muy particular durante diciembre con los adornos navideños, luces, árboles decorados e imágenes propias de estas fechas.

Marketing sensorial

En lo referente a la Navidad, no se trata solo de que las luces inciten al consumo, también lo hacen las fechas y el estado de ánimo en sí mismos. Hablamos de una serie de días que provocan euforia, alegría y, a veces, también nostalgia. Para exprimirlo al máximo, la técnica del marketing se debe basar en los sentidos como el oído y la vista, analizar los estímulos y las sensaciones que recibe el cliente, y estudiar la mejor manera de transmitir un mensaje de carácter comercial.

La finalidad de las campañas navideñas es captar la atención del cliente, que se sienta cómodo en un establecimiento y por supuesto aumentar considerablemente las ventas. En Navidad, utilizan herramientas potentes como las anteriormente citadas para captar la atención de los clientes, dirigirlos hacia algún sector concreto o producto y fomentar las ventas.

En definitiva, apostar por el marketing sensorial… 

Unir todos los sentidos en uno y ofrecer una experiencia sensorial completa es el éxito de una buena estrategia de marketing en Navidad. Si quieres saber más sobre este tema, te invitamos a descubrir el innovador Máster en Comunicación Corporativa y Marketing Digital. ¿Necesitas asesoramiento académico? Solicita una sesión de mentoring gratuita con nuestro equipo de asesores. 

Solicita Información

Acepto la Política de privacidad y los Términos de servicio.

Noticias recientes

Síguenos en Redes Sociales

Conoce Next IBS

¿Quieres recibir las últimas noticias de Next International Business School?