El fin del acuerdo Safe Harbor ratifica la necesidad de expertos en Ciberseguridad y Big Data

Imagen_ privacy-shield_Next IBS

Asistimos estos días a la consolidación de los acuerdos que marcarán el intercambio legal de datos personales entre Europa y EE.UU. Las empresas que hasta ahora habían realizado estas transmisiones amparadas en el protocolo Safe Harbor, se encuentran con la necesidad de expertos que les asesoren en esta nueva etapa aún por definir. Next International Business School, la escuela de negocios del futuro, se anticipa a los acontecimientos y pone en contacto a sus alumnos con los líderes profesionales que marcarán el futuro de la protección de datos.

Imagen_ privacy-shield_Next IBS

En enero de este nuevo año ha finalizado el plazo para que las empresas que intercambian información entre EE.UU y Europa se adapten a la nueva normativa que marcó el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Safe Harbor da paso a Privacy Shield, tras un año de gran agitación. La Comisión Europea anunció en Twitter la firma del nuevo acuerdo, sin duda, asistimos a una nueva era de la información. ¿Estás preparándote?

Antecedentes
En 1999 la Unión Europea y Estados Unidos sellaban Safe Harbor, para sentar las bases de un intercambio de datos personales entre empresas europeas y las del otro lado del océano. Este pacto de buena voluntad pretendía paliar las notables diferencias entre los derechos a la protección de datos de estadounidenses y europeos. Conviene recordar que, con el marco histórico de la amenaza terrorista islámica, en Estados Unidos se habían derogado gran parte de esos derechos.

El acuerdo funcionó (o pareció funcionar) sin mayor repercusión hasta que, en 2013, Edward Snowden (perseguido por unos y postulado como candidato al Premio Nobel de la Paz por otros) denuncia desde la habitación de un hotel en Hong Kong, que el gobierno de Estados Unidos accede a servidores de multinacionales para recabar datos personales, incluidos los de ciudadanos europeos. Snowden destapa que, todos los usuarios de Internet están expuestos a la posibilidad de ser vigilados por Estados Unidos, incluida Angela Merkel.

El escándalo supone la toma de conciencia de las autoridades europeas sobre la protección de los datos personales de sus ciudadanos, pero es también el principio de muchas preguntas, de grandes dudas. Hay que resolver una cuestión de derechos fundamentales, afectando lo mínimo posible a las transacciones comerciales. Sin embargo, las instituciones avanzan en ocasiones más lentas o presionadas por iniciativas de algunos héroes particulares. En 2015, Max Schrems, al que el tiempo ha situado como un brillante abogado, pero que comenzó su particular «David contra Goliat», como un ciudadano austriaco anónimo, denuncia a Facebook por transferir sus datos personales de un servidor de Irlanda a EE.UU. El Tribunal de Justicia Europeo dicta sentencia y se establece por primera vez jurisprudencia ante este vacío legal.

Comienza entonces el plazo para que las empresas que intercambian datos entre Europa y EE.UU, regulen legalmente estas transferencias. Ese plazo acabó el pasado 30 de enero. Es el fin del acuerdo Safe Harbor y el principio de una larga lista de preguntas para las multinacionales, pero también para pequeñas y medianas empresas que comercializan sus productos a través de Internet, sin las fronteras políticas que siempre han marcado las exportaciones terrestres.

El futuro de la protección de datos está por definir.

Una vez más, se hace patente la necesidad de expertos capaces de asesorar y ejecutar la adaptación a las nuevas normativas de protección de datos, sin que se resientan los beneficios. El mundo necesita profesionales de la ciberseguridad, del Big Data, que respondan a esas preguntas. ¿Es ilegal seguir usando Dropbox, Mailchimp y otras tantas herramientas que hasta el momento habían facilitado el intercambio de información?, ¿incumplo la ley si almaceno datos de mis clientes en empresas con servidores en EE.UU (Google, Youtube, Amazon o las ya citadas Dropbox, Mailchimp?

La Agencia Española de Protección de Datos comienza a pronunciarse y a emitir luz ante las inquietudes de estas empresas. Es el momento de hacer camino al andar, ¿van a asumir las empresas con servidores en EE.UU las nuevas clausulas dictaminadas por la sentencia de la Unión Europea?, ¿van a migrar las empresas europeas su Big Data a servidores alojados en su territorio?

Vivimos un momento histórico que marcará el futuro de las políticas de protección de datos. En Next International Business School consideramos que es el momento de que hablen los expertos, por eso, ponemos al alcance de nuestros alumnos a los profesionales que van a marcar la dirección de ese camino que se está construyendo. Desde los profesores que componen el claustro, hasta los invitados de primer nivel de nuestro programa exclusivo Diálogos Con Líderes Profesionales.

Hoy, Juan Carlos Rodríguez, director de formación de S21sec, ha compartido una jornada completa con nuestros alumnos impartiendo el taller “La necesidad de la Ciberseguridad en los procesos de negocio”. Hoy, estamos más cerca del futuro.

Solicita Información

Acepto la Política de privacidad y los Términos de servicio.

Noticias recientes

Síguenos en Redes Sociales

Conoce Next IBS

¿Quieres recibir las últimas noticias de Next International Business School?