Llámanos: +34 91 710 20 54

Internet de las Cosas, ¿qué es y qué beneficios puede aportar?

Internet de las Cosas, ¿qué es y qué beneficios puede aportar?

¿Imaginas un escenario en el que las personas y los objetos tengan unos identificadores que permitan transferir datos sobre ellos a través de la Red sin necesidad de una interacción directa entre sí? El llamado Internet de las Cosas lo permite.

El Internet de las Cosas (IoT) es un concepto que nació en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) en 1999 y que, basándose en la conexión permanente de personas y objetos cotidianos con la nube, llevan a la consecución de objetivos comunes muy beneficiosos para los usuarios.

A través de una red de objetos físicos conectados, que pueden ir desde electrodomésticos hasta ordenadores personales o maquinaria pesada, se almacena información generada por todos ellos en una base de datos que permitirá ayudarnos en el día a día ofreciendo numerosas facilidades.

Uno de los ejemplos más utilizados para mostrar cómo funciona el Internet de las cosas es aquel que refleja cómo un frigorífico puede avisar al supermercado acerca de los productos que necesita el usuario para reponerlos cuando falten o si están caducados. De esta forma, el usuario no tiene que preocuparse de hacer la compra ya que el IoT, a través de la nube, ya se ha encargado de ello.

Pero la nube no es la única herramienta utilizada en el Internet de las cosas, sino que también se vale de tecnologías como el Big Data, las analíticas predictivas o la identificación por radiofrecuencia (RFID), pues el IoT puede afectar a nivel de infraestructura, reelección y análisis de datos.

Además, las comunicaciones entre máquinas y objetos necesitan del blockchain o cadenas de bloques que registren las operaciones y protejan sus datos de forma segura. Así, la Ciberseguridad también entra en juego en el desarrollo de esta tecnología porque la información transmitida a veces puede ser delicada y la intervención humana en este tipo de herramientas no siempre es lícita.

Si aplicásemos a todos los objetos, personas o animales el Internet de las Cosas nuestras vidas cambiarían radicalmente y tendríamos que adaptarnos a una sociedad inteligente. Las ventajas serían innumerables, ya que podríamos comunicarnos de una forma más rápida y eficiente mientras que muchas de nuestras preocupaciones desaparecerían.

Sin embargo, depender de la Red para todo también traería ciertas desventajas ya que perderíamos poder de decisión y la difusión de fake news, virus o spam sería algo habitual. Por ello, la vinculación que debe tener el desarrollo del Internet de las cosas con otras disciplinas es fundamental.

Desde Next IBS apostamos por la formación en sectores tecnológicos en auge, ofreciendo en nuestros programas académicos el Master in Big Data & Business Intelligence y el Master in Cybersecurity, ambos en alianza con la Universitat de Lleida.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies