La internacionalización, la puerta hacia el éxito empresarial de las pymes

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
La reducción de costes es una de las ventajas de la internacionalización.

La internacionalización es para muchas pequeñas y medianas empresas la llave para llevar sus negocios a lo más alto y, para otras muchas, la principal salida para su crecimiento. Estas son algunas de las ventajas que tiene internacionalizar una empresa.

En las últimas décadas las pymes han encontrado en la internacionalización una oportunidad de lujo para dar a conocer su negocio más allá de las fronteras de su país de origen, duplicando así las probabilidades de convertirlo en un éxito. A pesar de las dificultades y riesgos que supone para muchos pequeños empresarios lanzarse a vender en un espacio desconocido, son numerosas las ventajas que puede traer para ellos internacionalizar su empresa.

En primer lugar, en la internacionalización las pymes encuentran una salida distinta a su desaparición, en el caso de no conseguir los resultados esperados, o a ser absorbidas por grandes compañías. En este segundo caso los grandes directivos se suelen hacer cargo de la gestión de las antiguas pymes y estas pierden identidad. Por eso, la internacionalización permite a estas empresas posicionarse a la misma altura que sus competidores más grandes.

En segundo lugar, y como indica la consultora BusinessGoOn, las empresas que se internacionalizan, a medio y a largo plazo, crecen cuatro veces más de las que no invierten ni exportan, y dos veces más que las que exportan. Un ejemplo de ello lo encontramos en el Banco Santander o en Zara, que gracias a la internacionalización se han convertido en algunas de las entidades españolas más importantes en todo el mundo.

Por otra parte, las empresas internacionalizadas son más competitivas y tienen unos índices de productividad mayores, obteniendo así un volumen de negocio un 50% superior al que las que no lo hacen. Esto lleva a la necesidad de contratar más personal, generando empleo de calidad dentro y fuera de la nación de origen, y al ser más competitivas, estas resisten mejor a momentos de recesión económica, en los que incluso pueden crecer.

Además, las empresas que apuestan por la internacionalización pueden orientar sus inversiones a los espacios geográficos que estén en auge en cada momento. En la actualidad, en países como Brasil, Rusia, India y China muchos negocios encuentran un gran potencial de inversión. En cualquier caso, es importante que siempre se lleven a cabo estrategias bien planificadas, ya que cualquier imprevisto podría frenar el crecimiento.

Otras de las ventajas de internacionalizar una empresa son la reducción de costes y la generación de confianza en el consumidor. Si el cliente ve que una empresa ha triunfado en varios países esta le transmitirá valentía y decisión afianzándose así la marca.

En definitiva, tener presencia en el extranjero puede ser la clave para sacar un negocio adelante. Por ello, Next IBS ofrece, junto a la Universidad de Salamanca, el Master in International Business (MIB), dirigido a formar a profesionales capaces de liderar empresas dedicadas al comercio exterior y a los negocios internacionales.

¿Quieres recibir las últimas noticias de Next International Business School?

¡Completa el formulario y accede al Curso!

He leído y acepto la política de privacidad