Llámanos: +34 91 710 20 54

Elevator pitch o cómo vender tu proyecto en apenas un minuto

Elevator pitch o cómo vender tu proyecto en apenas un minuto

¿Tienes una idea o proyecto en mente y no sabes cómo sacarlo adelante? ¿Conoces a alguien que pueda ayudarte pero no has encontrado la forma de vendérselo? La clave está en poner en marcha el llamado elevator pitch.

Sabes ya con quién podrías desarrollar algún tipo de proyecto empresarial o a quién presentarte como el candidato ideal para un puesto de trabajo concreto, pero ¿cómo me doy a conocer a la persona adecuada? A la hora de hacer contactos el tiempo es un factor fundamental. Por ello, lo más efectivo es poner en marcha lo que se conoce como elevator pitch o elevator speech.

Esta técnica toma su nombre de una supuesta situación en la que, en lo que dura un viaje en ascensor, debes despertar el interés de tu interlocutor. Este caso se aplica en el ámbito profesional habitualmente, ya sea con un inversor, un potencial cliente o con un directivo de una empresa de nuestro sector.

Por tanto, el elevator pitch hace referencia a un discurso corto en el que nos presentamos a nosotros mismos, o bien nuestro proyecto, ante una persona a la que le pueda interesar nuestro perfil o con la que podamos compartir objetivos profesionales. En ese breve espacio de tiempo hay que condensar lo mejor de nosotros y expresarlo con concisión y confianza.

Para dar a conocer nuestro producto, en el caso de que queramos desarrollar un proyecto empresarial, tenemos que describirlo de manera sencilla y a la vez práctica porque los primeros segundos de escucha pueden ser determinantes en la decisión final que tome el receptor. Despertar su interés es fundamental, así que muestra lo mejor de ti y de tu proyecto, especialmente aquello novedoso que lo diferencie del resto.

Te proponemos una serie de consejos para realizar tu elevator pitch:

  • Prepara y ensaya tu discurso. No dejes nada a la improvisación y lleva definido el público objetivo al que te diriges y lo que puedes ofrecerle con tu propuesta.
  • Sintetiza la información sobre quién eres, qué propones y cómo lo quieres llevar a cabo. Deja los datos más específicos para una posible reunión o una entrevista de trabajo.
  • Capta la atención de tu interlocutor mostrando aquello que te diferencia.
  • Demuestra entusiasmo pero no insistas con tu propuesta si no estás recibiendo una respuesta positiva de tu interlocutor.

En definitiva, aprovecha las oportunidades que se te crucen por el camino porque cualquier conversación, incluso en un ascensor, puede ser la llave al futuro profesional que quieres alcanzar.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies