El turismo sostenible y la Cumbre del Clima, ¿se ha avanzado en algo?

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
El turismo sostenible ha sido uno de los temas que se ha debatido en la Cumbre del Clima

La reciente COP25 celebrada en Madrid parece no haber llegado a buen puerto en lo que a la definición de unos objetivos para luchar contra el cambio climático se refiere pero, ¿y en materias más específicas como el turismo sostenible? Lo repasamos.

Turismo y cambio climático parecen no tener una relación directa. Sin embargo, estos dos términos están condenados a ir de la mano porque esta actividad, por su tamaño y la repercusión que tiene en todo el mundo, lleva irremediablemente a la alteración de los recursos naturales de un territorio, tanto a nivel de vegetación como de fauna.

Si el turismo quiere continuar creciendo al ritmo vertiginoso que lo ha hecho en las últimas décadas, es fundamental que sea sostenible, es decir, que apueste por los recursos y minimice cualquier acción humana sobre el territorio. De otra manera, el número de territorios afectados por el turismo masivo será cada vez mayor.

La Organización Mundial del Turismo define turismo sostenible como aquel que “tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”.

[Quizás te interese: Máster en Economía Verde]

En la COP25, donde se han debatido numerosos temas relacionados con la lucha contra el cambio climático este término también ha tenido cierto protagonismo. La Secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, indicó en la mesa redonda Hacia un modelo de turismo sostenible que “la sostenibilidad es una prioridad, por lo que hemos alineado la política turística en este concepto”.

Pero no solo el Gobierno ha mostrado su intención de caminar hacia un turismo sostenible. También lo han hecho entidades como Paradores, que ha presentado el modelo de turismo sostenible que sigue la cadena para estar a la vanguardia hotelera en materia de sostenibilidad.

Para ello, ha intensificado las acciones que llevan a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU. Entre ellas, se está trabajando para reducir los plásticos de un solo uso y para reducir al máximo el desperdicio alimentario ajustando la compra de materias primas y animando a los clientes a que se lleven los alimentos que no han consumido en envases biodegradables.

[Quizás te interese: Máster en Marketing Turístico]

Más allá de Paradores, por ejemplo, Promoción Turística de Menorca también ha querido presentar este destino como isla turística sostenible en otra de las mesas de debate de la Cumbre del Clima. En el encuentro se abordaron los retos de las islas turísticas para combatir el cambio climático como la desestacionalización o la gestión del ciclo del agua.

La presidenta del Consell, Susana Mora, también explicó la Estrategia Menorca 2030, un plan de descarbonización con el que la isla balear quiere proponer que el peso de la generación de energía con fuentes renovables sea del 85% en un plazo de diez años.

En definitiva, cada vez son más los organismos públicos y empresas privadas que apuestan por poner en marcha acciones de turismo sostenible, un turismo que debe hacer frente a conflictos medioambientales como el consumo de energía en el transporte, los residuos descontrolados, el ruido o la degradación paisajista.

¿Quieres recibir las últimas noticias de Next International Business School?

¡Completa el formulario y accede al Curso!

He leído y acepto la política de privacidad