6 claves para entender el ciclo de vida de la Ciberseguridad

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Fases del ciclo de vida de la Ciberseguridad

Concienciación, información, gestión, prevención, detección y corrección ¿Te suena? Repasamos en este post los seis conceptos o fases que forman parte del ciclo de vida de la Ciberseguridad.

La seguridad informática es una materia cada vez más relevante para particulares y empresas, ya que gracias a sus acciones es posible prevenir ataques cibernéticos que pueden tener graves consecuencias para el desarrollo normal de las organizaciones. Para entender cómo acabar con esos problemas es necesario entender cómo funciona el ciclo de la Ciberseguridad.

La primera fase de ese ciclo es la concienciación, es decir, reconocer que puede haber un problema y que no se puede pasar por alto. Para ello, el Instituto de Ciberseguridad Nacional (INCIBE) propone un KIT de Concienciación que incorpora múltiples recursos gráficos, elementos interactivos y una programación detallada que puede ser muy útil para entender este primer concepto.

En segundo lugar, es necesario recopilar la información del entorno en el que nos movemos para luego poder gestionarla correctamente con el fin de evitar la propagación de un ataque cibernético que puede derivarse en otros muchos. Los incidentes hay que analizarlos para luego darles respuestas.

Otra de las fases de la Ciberseguridad es la prevención. Es importante tomar medidas que imposibiliten que las incidencias se produzcan con frecuencia. Las más importantes son el control de los accesos, la realización de copias de seguridad, el firewall, las actualizaciones y el uso de un antivirus potente.

Si el problema ya está dentro, lo único que podemos hacer es acudir a la detección, a dar una respuesta útil para que no se repita. Las principales medidas en esta fase de detección son técnicas, pues resulta imprescindible contar con una continua monitorización de los sistemas que permita detectar cualquier entrada sospechosa, pero también podemos encontrar medidas legales y organizativas.

Por último, es fundamental que corrijamos aquello que estaba mal y que ha llevado a que se produzca un ataque. ¿Qué es lo que ha fallado? ¿Por qué hemos llegado a este punto? Respondiendo a estas preguntas será más sencillo tomar una decisión sobre lo que debemos y no debemos hacer.

Concienciación, información, gestión, prevención, detección y corrección. Siguiendo estos pasos, los ciberdelincuentes lo tendrán más difícil para atacar los sistemas.

[Quizás te interese: Master in Cybersecurity]

¿Quieres recibir las últimas noticias de Next International Business School?

¡Completa el formulario y accede al Curso!

He leído y acepto la política de privacidad