Llámanos: +34 91 710 20 54 | Campus Virtual | Alumni

La importancia de la entrevista en una escuela de negocios

La importancia de la entrevista en una escuela de negocios

Next International Business School, escuela de negocios especializada en la formación de las profesiones del futuro, ofrece las claves de la importancia del proceso de selección de los alumnos.

La visión diferente de José Lominchar, director general de Next IBS, sobre la entrevista, radica en la idea de que tanto el entrevistador como el entrevistado deben ‘seducirse’.

La entrevista debe servir para que el alumno también analice lo que le ofrece la escuela de negocios, y matricularse en la más afín a sus necesidades y ambiciones.

Hace unos días se publicaba la lista con las diez preguntas más complejas (que recogíamos aquí) que tienen que responder los aspirantes a Harvard. De los 9000 jóvenes con intención de convertirse en estudiantes del Master in Business Administration (MBA), solo pasaban la primera fase 2000, y después de la entrevista solo la mitad consigue cursar el programa.

Es cierto que no todas las escuelas de negocios tienen un número de solicitudes tan elevado, con lo que no necesitan llevar a cabo un proceso de selección tan complicado para decidir cuáles serán los afortunados, pero lo que sí es verdad es que la entrevista personal se convierte en un elemento fundamental para poder formar parte del alumnado.

Información bidireccional

Teniendo en cuenta que los alumnos que quieren cursar un máster ya tienen un título universitario y en ocasiones hasta experiencia profesional, ¿Por qué es tan importante la entrevista? «La entrevista es una tarjeta de visita con una doble sentido; por un lado, la imagen que la escuela quiere mostrar y por otro, la del alumno que quiere cursar un programa en ella», afirma José Lominchar, director general de Next International Business School.

Por tanto, en contra de lo que muchos consideran que debe ser una entrevista en la que hay una estructura jerárquica de una sola dirección, el paso previo a entrar en una escuela de negocios debe ser un diálogo. Lominchar, que es quien suele realizar la entrevista final a los alumnos que van a formar parte de Next IBS, tiene muy clara la finalidad de esa conversación: «El alumno al que estás entrevistando, si decide estudiar en esa escuela, va a hacer una inversión importante, una inversión de futuro. Debe sentirse cómodo, seguro de tomar esa decisión, por tanto el representante de la escuela debe comprenderle y guiarle para que tome la mejor elección. El posible alumno también tiene que hacer un esfuerzo, mostrar una información real pero positiva y analizar qué elementos de valor puede aportar en el máster».

Escucha activa

Conocer al alumno es muy positivo, porque merece un trato personalizado durante lo que dure su curso académico, y por supuesto, también después de que finalice su posgrado. Las dos partes deben destacar lo que ambas pueden ofrecerse. «Yo siempre recomiendo una escucha activa», declara José Lominchar, «en ella hay que prestar atención a lo que se dice, pero también hay que completarlo con los demás elementos: recomendaciones, otras opiniones, el trato que está dando el conversador, si ambos se transmiten la información necesaria, etc..»

Preguntas personales

Las preguntas que según Poets&Quants fueron consideradas más difíciles por los alumnos de Harvard fueron aquellas relacionadas con el ámbito íntimo y familiar, como por ejemplo: «Cuál es el mejor consejo que te han dado», «Qué opinaban tus padres de ti cuando eras pequeño», «Qué nunca nos hubiéramos imaginado de ti» o «Cómo quieres ser recordado».

Las preguntas personales pueden ser muy difíciles de contestar para un alumno. Él piensa que va a hablar de sus logros y méritos académicos y se encuentra con que tiene que hacer memoria y ser ingenioso a la vez, y puede que no reaccione con la soltura suficiente como para hacer frente a ese tipo de preguntas. «Puedes averiguar más sobre un alumno viendo cómo responde en ese campo, se pueden identificar cosas de él que normalmente no se averiguan de otro modo, pero puede ser una esfera incómoda en la que se rompe ese ambiente relajado y de ‘seducción’ mutua del que hablaba antes», afirma el director de Next IBS.

Como afirma Lominchar, hay que tener una especial sensibilidad para poder efectuar las preguntas adecuadas y además sacar una información útil de ellas. «El proceso de admisión es muy riguroso, pero debe ser respetuoso con el perfil académico y profesional de cada alumno». Por ello la escuela de negocios debe valorar toda la información que tenga del alumno en su conjunto, ya que el objetivo final es «conformar equipos de alumnos que aporten valor al trabajo de grupo durante el máster». Una buena recomendación para un alumno que quiera matricularse en Next IBS podría ser que demuestre su motivación y potencial.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies