Llámanos: +34 91 710 20 54

La criptografía cuántica, el futuro de la Ciberseguridad

La criptografía cuántica, el futuro de la Ciberseguridad

La criptografía cuántica se presenta como la gran esperanza para la Ciberseguridad. En un campo en pleno crecimiento, el “salto cuántico” se vislumbra como la única posibilidad de convertir Internet en un lugar realmente seguro. Es la obsesión por la seguridad en la red la que está impulsando la Ciberseguridad como una de las materias con mayor proyección.

En España, el 37% de los trabajadores del sector tecnológico, se dedican a la Ciberseguridad; en 2017 se generaron un 129% más de vacantes que en 2016 y, además, se prevé que la facturación mundial de dicha material alcance los 80 mil millones de dólares. Para que los lectores se hagan una idea de la cantidad que esta cifra supone: el Capital Bursátil del Banco Santander (13º del mundo) es de 82 mil millones de euros.

La criptografía es según la RAE el “arte de escribir en clave secreta o de un modo enigmático”. Esto permite que exista privacidad en Internet a día de hoy, aunque son numerosos los ejemplos de fallos en la encriptación que hoy se utiliza. Actualmente, la criptografía está basada en algoritmos matemáticos, especialmente en la factorización de números primos de gran magnitud, pero resulta teóricamente posible tirar abajo cualquier barrera de este tipo.

Por esto mismo, la criptografía cuántica se dibuja como el futuro de la Ciberseguridad. La teoría ha demostrado que la criptografía cuántica sería absolutamente invulnerable a los intentos por desencriptar cualquier información. La informática cuántica está en pleno desarrollo teórico y, por el momento, los ordenadores cuánticos aun tardarán en ver la luz, pero, al igual que se supo que un artefacto podría teóricamente volar antes de la invención del avión, sabemos que estos ordenadores serán una realidad.

El mundo cuántico es un mundo complejo y desconocido, pero con la ayuda de dos conceptos clave podemos comprender, a grandes rasgos, en qué consistiría la criptografía cuántica. Antes de nada, debemos tener claro que la física clásica, y también su Ley de la Gravedad de Newton, resulta inútil a la hora de explicar el comportamiento físico de lo muy pequeño (fotones, electrones…) y de lo muy grande (sistemas, galaxias…). Para estudiar “lo muy pequeño” existe la física cuántica.

El primer concepto clave es el que propuso Schrödinger con su famoso experimento mental: El gato de Schrödinger. Un gato que está encerrado dentro de una caja en la que hay un veneno mortal que tiene un 50% de posibilidades de abrirse, sin saber si se ha abierto el veneno, ¿está vivo o está muerto? La física cuántica nos dice que el gato se encuentra vivo y muerto a la vez, en un estado de superposición, hasta que se abra la caja.

El segundo concepto clave es el Principio de Incertidumbre de Heisenberg. Para las cosas pequeñas, desde electrones, hasta partículas subatómicas o fotones, la incidencia de la observación resulta clave. Al intentar observar una partícula de este tipo, resulta físicamente imposible determinar su velocidad y su posición al mismo tiempo, ya que para observarla deberías impactar fotones que variarían su velocidad y trayectoria.

En la física cuántica resulta fundamental entender que el hecho de poder observar algo significa directamente que estamos modificando su estado. Es por esto, que en la informática cuántica, no existen bits conformados por unos y ceros, si no qubits, conformados por unos y ceros, y además, por estados superpuestos de ambos números.

Es precisamente esto lo que permite crear un código encriptado imposible de descifrar. La encriptación cuántica crea una “clave cuántica” conformada por qubits, que al fin y al cabo son fotones viajando a lo largo de un cable de fibra óptica. El hecho de que alguien intentase observar dichos fotones modificaría su estado y la “clave de salida” no coincidiría con la “clave de llegada”, con lo cual se podría saber que alguien ha intentado penetrar en el canal.

De tal manera, descifrar un mensaje en clave cuántica resulta literalmente imposible según la física “de las cosas muy pequeñas”. La Ciberseguridad avanza como materia a pasos agigantados, y se ha puesto como objetivo la perfección. Los ordenadores cuánticos que están intentando desarrollar empresas como Google, IBM o Microsoft, entre otras, harán realidad este futuro de la Ciberseguridad, por el momento hay que seguir trabajando en los modelos matemáticos convencionales.

Para introducirte en un mundo de crecientes posibilidades como lo es la Ciberseguridad, Next International Business School te ofrece su Master in Cybersecurity.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies